Funderelele (tenía que escribirlo)

Hoy me ha pasado una de esas cosas geniales que enseguida tienes que compartir con tus amigos. Y el lado negativo es cuando te dicen: “oh, sí, mola pero ¿de dónde viene?” Ése es el principal problema de los amigos filólogos…

Funderelele

El caso es que hoy, de rebote, he encontrado, aprendido y aprehendido hasta la médula el nombre de la cuchara de servir bolas de helado (sobre todo). Sí, esa cosa metálica que la arrastras por un bloque de helado y que, con esa forma de alicate que tiene al final, deposita esa delicia sobre un cucurucho u oblea o lo que toque (salvo que seas de los de helado al corte). El nombre técnico de esa cuchara es funderelele (no lo digo yo, lo dice la wikipedia).

Pero ahora es cuando viene el problema: ¿cuál es la etimología de la palabra? Yo he de reconocer que lo primero que se me ha venido a la cabeza es lo de la canción del cocherito leré. Y luego he pensado que si la fundeu tendría algo que ver. También me he imaginado a unos cuantos regalando una cuchara de éstas al comité de la fundeu… Vale ya, dejemos mi imaginación en paz.

Entonces uno se va a google, pone funderelele y le salen vientisiete y pico mil resultados (bing da unos cuantos miles de resultados menos, no llega a diez mil). Muchos de cosas de cocina, diciendo que este instrumento se usa principalmente para servir helado (yo lo uso para la masa de las galletas) y la otra mitad preguntándose de dónde viene la palabra de marras. Ya te anticipo que yo tampoco lo sé.

Por ahí he leído que si tiene que ver con el latín fundere. Supongo que los latinistas no acabarán (acabaremos) de ver la relación entre fundir y helado. Y, claro, el problema es el –lele. Algunos dicen que como el inventor de este aparato era un afroamericano, que si podría ser alguna voz de origen africano. Sí y no. O no y sí. Que el inventor fuera negro y estadounidense no le obliga a conocer lenguas africanas, además de que el nombre original del aparato era “Ice Cream Mold and Disher” y que hoy en día eso se llama ice cream scoop. Vamos, –lele por todas partes. Pero por otra parte, en una de las herramientas de búsqueda que he usado para intentar rastrear la palabra, me ha aparecido lelilí, del que el diccionario de la RAE dice:

lelilí.
(Cruce del ár. clás. lā ilāha illā llāh, no hay más dios que Dios, usado como grito de guerra, con ya laylī [yā ‘aynī], oh, noche mía; [oh, ojos míos]).

1. m. Grita o vocería que hacen los moros cuando entran en combate o celebran sus fiestas y zambras.

(deberían revisar eso, porque no todos los moros son musulmanes y viceversa). Es lo más parecido a -lele “de origen africano” que se me puede ocurrir.

A estas alturas ya sabrás que ni el diccionario de la RAE ni el María Moliner recogen esta palabra, así que ahí no podemos acudir para la etimología. El nuevo tesoro lexicográfico, otra de las herramientas de la RAE para rastrear más o menos la historia (al menos desde su entrada en el diccionario) de una palabra tampoco vale, puesto que no está recogida.

Por aquí he empezado a intuir que, si bien no sé de dónde viene la palabra ni quién se la ha inventado o usado primero, no parece que sea un término muy antiguo. Se me ha encendido la bombilla y he ido a google books. El resultado de buscar funderelele son un libro de 2013 y la wikipedia. No parece que haya usos literarios de esta palabra.

¿Qué hacemos, pues? Wikipedia la recoge, así que existir, existe. Mi siguiente idea ha sido acotar los resultados de google por fecha. Entre 1900 y 1990 o 1999 no sale nada. Así que he seguido acotando por año: 1999-2001, nada. 2001-2002, nada… En el tramo 2006-2007 ha aparecido el primer resultado, pero no creo que valga del todo puesto que remite al artículo de wikipedia. Entre 2007 y 2008 salen tres resultados, uno de ellos el que ya teníamos y el otro el de wikipedia. El tercer resultado parece haber sido creado a partir de wikipedia. Entre 2008 y 2009 aparecen seis resultados, algunos de los que ya teníamos y otros relacionados (gracias a Dios) con cosas de cocina. Entre 2009 y 2010 salen 10 resultados. A partir de 2011 parece que por alguna extraña razón la gente descubrió (como yo hace un rato) el nombre de este cacharro y los resultados se disparan a 40. Sólo en  2012 ya hay 60 menciones. En 2013 se aumenta la cota con 70 más y entre 2013 y 2014 otras 40 o 50 más.

Lo importante de este análisis es que es como a partir de 2010 o 2011 cuando esta palabra se hace más popular, al menos en internet. Y que wikipedia tiene algo de culpa en la difusión del nombre. La entrada de funderelele fue creada entre el 25 y el 26 de noviembre de 2008, según el historial de wikipedia (parece que desde España). El enlace en la entrada de cuchara fue añadido el 30 de noviembre.

Por cierto. En la entrada sobre el inventor, si os fijáis un poco, se ve que el original no se parece mucho a lo que conocemos, sobre todo porque es de forma cónica. Hoy en día sí que hay modelos que usan una cremallera como la idea de Cralle (basta con ir a google imágenes y salen cientos de miles junto a los que son una cuchara normal). Y dice que el que nosotros conocemos más es de botón (italiano) (en el párrafo de Legado). ¿Tendrá alguna influencia la lengua italiana en el nombre? No lo daría muy por seguro, si bien existe un fondere, helado es gelato y no es fácil (por no decir imposible) encajarlo con el dichoso -lele. Parece ser que en catalán también existe una forma parecida (fonderelel·le), que el diccionari no recoge tampoco y google sólo devuelve dos resultados, que remiten a wikipedia.

Ya fuera de internet me fui a mis libros de cocina: ni los modernos ni los clásicos de Simone Ortega y Ana Mª Herrera recogen un nombre para el instrumento con el que servir el helado. Creo, en parte, que o bien es porque no saben que tiene uno específico y también porque si los funderelele se encuentran fácilmente, también están los modelos tipo cuchara simple o paleta, que no son una cosa extraña, y dejan al usuario elegir su herramienta.

Una cosa que me ha llamado la atención cuando iba pasando por las diferentes revisiones me ha recordado a algunos debates y preguntas al aire que lanzan la gente de Molino de Ideas y que también la gente de la calle se hace: ¿quién tiene la potestad para crear palabras? ¿quién decide si una cosa se dice bien o mal? ¿por qué la RAE va con (tanto) retraso en incorporar palabras o no las incorpora? Bueno, pues algunos comentarios que hace wikipedia me recuerdan mucho a la RAE. Entiendo su celo en que no se cuelen bulos, en que es más fácil modificar una información en internet que en una enciclopedia en papel, que les ha costado, y todavía siguen, y alguna gente lo ve mal, convertirse en una autoridad citable u obra de referencia. La verdad es que alguna me ha hecho gracia porque ha sido la transposición de “si no aparece en la RAE (en el diccionario, se entiende), no existe” a “si no sale en google (y a poder ser en la primera página), no existe”. Aquí os dejo algunos de los mensajes de revisión de wikipedia para reflexionar sobre ello:

revision1

“No está en Google y suena sospechoso” es la nueva RAE

revision2

Hay veces que tus criterios y conocimientos son la única herramienta y justificación que tienes.

revision4b

“sospechoso, no en Google” ¿destruir? No, no son diálogos sacados de Terminator

revision4

“sospechoso, no en Google” (si no en Google, no bueno)

revision4c

Por favor, danos referencias (esto parece un comité científico de selección de candidatos)

revision3

Venga, te vamos a perdonar la vida

 Ya me puedo ir a dormir tranquila tras esta gran contribución científica.

Anuncios

7 pensamientos en “Funderelele (tenía que escribirlo)

  1. Pingback: Cinco palabras moribundas absolutamente imprescindibles | El Este Noticias

  2. Venga, formulo una hipótesis sobre la etimología del bicho. En los USA hay un heladero apellidado “Funderel” (véase). Son los 60 y las películas de Elvis “la pelvis” ponen de moda el ukelele hawaiano (véase). El tal Funderel es un cachondo, y en su heladería te monta el número por el mismo precio usando la cucharita esa del helado a modo de ukelele polinesio (véase). Rebautiza la cucharita como “funderelele” y, como la gente no tenemos otra cosa que hacer, la anécdota se propaga y el nombre triunfa. Impecable, diría yo. Salud.

    • A los filólogos clásicos no nos sobra imaginación 😀
      El problema de la etimología está en el español, no en el inglés, donde tiene un nombre relativamente lógico y normal. Que el inventor fuera afroamericano, que exista el apellido Funderel en Estados Unidos, que se parezca a un ukelele (el redondo, porque en origen era un cono) no me ayuda, puesto que la palabra funderelele no ha cruzado el charco desde América (quizá desde América Latina, pero tampoco lo sabemos).
      Quizá has sido tú el que has bautizado al funderelele en base a toda esa teoría y no querías descubrirte hasta ahora 😉

      • La entrada Funderelele ya no existe en Wikipedia. En honor a la filología y porque era un bulo (hoax, que le dicen). Tenía que decirlo.

      • Hola, Serfe.
        Efectivamente, poco después la redirigieron a “cuchara para helado” o algo así, no lo recuerdo exactamente.
        No sé si sería un bulo o realidad, puesto que muchas veces si algo no viene en el diccionario X o nadie lo ha usado en un texto, no tiene derecho a existir, pero fue curioso mientras duró.
        Gracias por tu lectura y por tu comentario.

      • Gracias por tu respuesta, Carmen. Como participé de la discusión en Wikipedia, puedo afirmar que fue un tipo de bulo ‘sui generis’: sin intención de engañar, pero con la firme convicción de que, como el autor había escuchado la palabra, era aplicable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s